El Papa Francisco canoniza a una pareja casada

El líder de la Iglesia católica declaró “santos de propio derecho” a los padres de Santa Teresa de Lisieux, durante una ceremonia religiosa celebrada este domingo en el Vaticano. Louis y Zelie Martin, fueron canonizados por el soberano Pontífice por ser la primera pareja casada de la era moderna en la iglesia católica.

Los padres de Santa Teresa de Lisieux, una monja Carmelita francesa del siglo XIX, tuvieron nueve hijos, de los cuales sobrevivieron cinco. Todos abrazaron la vida religiosa, incluyendo a Teresa, que era la menor, por quien el Papa Francisco siente una devoción muy especial. La joven, conocida como “la pequeña flor”, falleció a los 24 años. Unos años más tarde fue nombrada doctora de la Iglesia.

El objetivo del Papa al canonizar a los padres de Santa Teresa de Lisieux es de ofrecer a las familias como modelo una pareja que educó a sus hijos en la fe.
Este acto ha sido realizado al comienzo de la última semana del Sínodo de las Familias en el que el Papa, pese a las presiones de los sectores más conservadores del Vaticano.

Muchos católicos confían en que Francisco, con una habilidad que ya no deja lugar a dudas, logre abrir puertas como la comunión a parejas de divorciados o a reformas que favorecerían a la parejas que viven en unión libre o a las parejas homosexuales.

María de La Purísima

Francisco también canonizó a esta beata española, superiora general de la Congregación de las Hermanas de la Compañía de la Cruz.

María de la Purísima, que nació en Madrid el 20 de febrero de 1926 con el nombre de María Isabel Salvat Romero, fue canonizada solo 11 años después de comenzar la causa para proceder a su elevación a los altares y 17 después de su muerte, ocurrida en Sevilla el 31 de diciembre de 1998.

Un caso excepcional ya que el Vaticano no sufre de apuros a la hora de beatificar o de canonizar a una persona.

Durante la ceremonia de este domingo, el Papa Francisco canonizó también a otros beatos de Italia y de Francia.

Fuente: RFI