Producto agregado correctamente a su carrito de compras

Total Productos (IVA incluido.)
Envío Total (IVA incluido.) Estar determinado
Total (IVA incluido.)
Continue comprando Pasar por la caja

Enviar a un amigo

* Campos obligatorios

  total  Cancelar

  • Eliminar este producto de mi lista de favoritos.
  • Añadir este producto a mi lista de favoritos.
  • J.C. El Sueno De Dios8

    Disponibilidad: EN STOCK

     (1 Item )

    «Pasada la media noche, Jesús tocó a la puerta. Ella conoció al instante la cadencia de aquellos golpes, que la rescataron de un sueño ligero. Hacía más de nueve semanas que su hijo se había marchado sin decirle cuál era su destino ni si tenía previsto regresar.

    precio $ 103.200

    9788417407308

    Últimos productos en stock!

    Menos más

    «Pasada la media noche, Jesús tocó a la puerta. Ella conoció al instante la cadencia de aquellos golpes, que la rescataron de un sueño ligero. Hacía más de nueve semanas que su hijo se había marchado sin decirle cuál era su destino ni si tenía previsto regresar.Venía quemado por el aire del desierto y desmejorado a causa de un ayuno prolongado, aunque tenía las ropas limpias, el cabello bien peinado y la barba recortada, como si se hubiera molestado en atusarse para darle una buena impresión.—Madre…».Este no es un libro de espiritualidad. Es una novela en la que Miguel Aranguren recrea la época en la que se forjó el destino de muchos pueblos. Con viveza y precisión, nos cuela en la intimidad de la familia que acogió a un niño extraordinario, Jesús de Nazaret, la única persona que ha superado la barrera de la muerte.«¿Quién dice la gente que soy yo?» preguntó Jesús a sus seguidores más cercanos. Es la misma cuestión que nos vemos abocados a contestar tras la lectura de J.C. El sueño de Dios, la mejor de las novelas de Miguel Aranguren.

    Autor:Miguel Aranguren
    Editorial:Editorial Homo Legens
    Páginas:580
    Tamaño:15.2 x 3.7 x 22.9 cm

    Escribe tu reseña

    J.C. El Sueno De Dios8

    J.C. El Sueno De Dios8

    «Pasada la media noche, Jesús tocó a la puerta. Ella conoció al instante la cadencia de aquellos golpes, que la rescataron de un sueño ligero. Hacía más de nueve semanas que su hijo se había marchado sin decirle cuál era su destino ni si tenía previsto regresar.

    Escribe tu reseña