Producto agregado correctamente a su carrito de compras

Total Productos (IVA incluido.)
Envío Total (IVA incluido.) Estar determinado
Total (IVA incluido.)
Continue comprando Pasar por la caja

Enviar a un amigo

* Campos obligatorios

  total  Cancelar

  • Eliminar este producto de mi lista de favoritos.
  • Añadir este producto a mi lista de favoritos.
  • Señor, ¿A Quién Iremos? Comentarios A Los Evangelios De Juan Y Lucas

    Disponibilidad: In Stock

     (1 Item )

    Lo que más me impresiona en los evangelios son los encuentros personales, el cara a cara de Jesús con alguien concreto siempre me desconcierta. No en vano he se

    precio $ 67.800

    9788430115150

    Últimos productos en stock!

    Menos más

    Lo que más me impresiona en los evangelios son los encuentros personales, el cara a cara de Jesús con alguien concreto siempre me desconcierta. No en vano he seguido de cerca a Nicodemo en su salida nocturna, me he agazapado tras del brocal para observar la escena de la samaritana en el pozo de Sicar, he asistido a los extenuantes interrogatorios a que fue sometido el ciego de nacimiento, me he escondido bajo las ramas de la higuera de Zaqueo, me he colocado al lado de los dos discípulos de Emaús, que dejaban tras de sí una estela de lamentaciones, no he perdido de vista ni un instante a María de Magdala en aquel jardínCreo que la única manera de leer el evangelio es la de implicarte, no permanecer neutral ni indiferente. En el título he parafraseado la declaración de Pedro el día de la gran crisis (Jn 6, 68). Estoy convencido de que muchas personas se han dirigido a Jesús, antes que para conseguir un milagro, para escuchar sus palabras. Palabras verdaderas, distintas de todas las demás
    Autor:Alessandro Pronzato
    Editorial:Sigueme
    Temas:Evangelios

    Escribe tu reseña

    Señor, ¿A Quién Iremos? Comentarios A Los Evangelios De Juan Y Lucas

    Señor, ¿A Quién Iremos? Comentarios A Los Evangelios De Juan Y Lucas

    Lo que más me impresiona en los evangelios son los encuentros personales, el cara a cara de Jesús con alguien concreto siempre me desconcierta. No en vano he se

    Escribe tu reseña