Producto agregado correctamente a su carrito de compras

Total Productos (IVA incluido.)
Envío Total (IVA incluido.) Estar determinado
Total (IVA incluido.)
Continue comprando Pasar por la caja

Enviar a un amigo

* Campos obligatorios

  total  Cancelar

  • Eliminar este producto de mi lista de favoritos.
  • Añadir este producto a mi lista de favoritos.
  • Una Lectura Social Del Nuevo Testamento

    Disponibilidad: EN STOCK

     (5 Items)

    Podría parecer una exageración afirmar que la religión ha secuestrado el Nuevo Testamento. Pero la realidad es que el texto bíblico ha quedado confinado al ámbito de lo sagrado. ¿Habría que sacarlo de ahí y situarlo en su lugar primigenio que no es otro que la simple vida del ciudadano?

    precio $ 92.000

    9788490734612

    Menos más

    Podría parecer una exageración afirmar que la religión ha secuestrado el Nuevo Testamento. Pero la realidad es que el texto bíblico ha quedado confinado al ámbito de lo sagrado. ¿Habría que sacarlo de ahí y situarlo en su lugar primigenio que no es otro que la simple vida del ciudadano?

    Hacer una lectura social del Nuevo Testamento no es sino aquel intento de sembrar la palabra en el campo de vida (Mc 4,1-9). Si la buena semilla del Mensaje no alcanza el terreno de lo cotidiano, de lo social, queda casi infecunda.

    Este es el anhelo del presente volumen: mostrar la posibilidad de mezclar de una manera reflexiva y sistemática la realidad de la vida social con el dinamismo de la Palabra.

    Estas páginas creen a pie juntillas lo que dice el citado texto de Heb 4,12 cuando califica a la Palabra de viva y eficaz. La vitalidad del Mensaje queda comprobada a través de estas páginas. Y con ella, su actualidad.

    Ver muestra de contenido

    Autor:Fidel Aizpurúa Donazar
    Colección:Estudios Bíblicos
    Editorial:Verbo Divino
    Temas:Estudios Biblicos
    Páginas:272

    Escribe tu reseña

    Una Lectura Social Del Nuevo Testamento

    Una Lectura Social Del Nuevo Testamento

    Podría parecer una exageración afirmar que la religión ha secuestrado el Nuevo Testamento. Pero la realidad es que el texto bíblico ha quedado confinado al ámbito de lo sagrado. ¿Habría que sacarlo de ahí y situarlo en su lugar primigenio que no es otro que la simple vida del ciudadano?

    Escribe tu reseña