Producto agregado correctamente a su carrito de compras

Total Productos (IVA incluido.)
Envío Total (IVA incluido.) Estar determinado
Total (IVA incluido.)
Continue comprando Pasar por la caja

Enviar a un amigo

* Campos obligatorios

  total  Cancelar

  • Eliminar este producto de mi lista de favoritos.
  • Añadir este producto a mi lista de favoritos.
  • El Dios Íntimo Y Personal De San Agustín Y Santa Teresa

    Disponibilidad: EN STOCK

     (1 Item )

    El amor misericordioso de Dios es uno de los aspectos divinos que san Agustín y santa Teresa vivieron como el Dios más real, vivo, íntimo y personal. Y esta experiencia de Dios los llevó, inexorablemente, a la práctica de las obras de misericordia y a la oración.

    precio $ 58.820

    Guardar -15%

    Nuevo Precio $ 69.200

    9788483538616

    Últimos productos en stock!

    Menos más

    El amor misericordioso de Dios es uno de los aspectos divinos que san Agustín y santa Teresa vivieron como el Dios más real, vivo, íntimo y personal. Y esta experiencia de Dios los llevó, inexorablemente, a la práctica de las obras de misericordia y a la oración. Los dos místicos son hoy más actuales por esta socialización que hacen del evangelioque, por su manera profunda, sentida y ensimismada de pensar y orar. Finalmente, se consideran, a través de algunas conmovidas y estremecidas oraciones, las claves de sus oraciones de invocación a la misericordia divina, oraciones que expresan siempre, explícita o implícitamente, la alabanza reconocida, admirada y agradecida a la magnificencia grandiosa de la bondad de Dios por tantas gracias y favores concedidos gratuitamente sin mérito propio alguno.

    Autor: José Luis Cancelo García
    Colección: Mística Y Místicos
    Editorial: Monte Carmelo
    Temas: Espiritualidad
    Páginas: 248

    Escribe tu reseña

    El Dios Íntimo Y Personal De San Agustín Y Santa Teresa

    El Dios Íntimo Y Personal De San Agustín Y Santa Teresa

    El amor misericordioso de Dios es uno de los aspectos divinos que san Agustín y santa Teresa vivieron como el Dios más real, vivo, íntimo y personal. Y esta experiencia de Dios los llevó, inexorablemente, a la práctica de las obras de misericordia y a la oración.

    Escribe tu reseña