Producto agregado correctamente a su carrito de compras

Total Productos (IVA incluido.)
Envío Total (IVA incluido.) Estar determinado
Total (IVA incluido.)
Continue comprando Pasar por la caja

Enviar a un amigo

* Campos obligatorios

  total  Cancelar

  • Eliminar este producto de mi lista de favoritos.
  • Añadir este producto a mi lista de favoritos.
  • El Cántaro. Reflexiones Sobre Los Evangelios Dominicales Y Festivos Ciclo A

    Disponibilidad: EN STOCK

     (2 Items)

    “La Samaritana olvidó el agua y el cántaro por la dulzura de las palabras de Dios (Jn 4,28)”. Así escribe san Juan de la Cruz en la Llama de amor viva (1,6). Olvidó el agua del pozo de Jacob y empezó a desear el agua que saltaba hasta la vida eterna. En el desierto en que hoy nos movemos “estamos llamados a ser personas-cántaros para dar de beber a los demás” (papa  Francisco, EG 86).

    precio $ 23.100

    9788483538098

    Últimos productos en stock!

    Menos más

    “La Samaritana olvidó el agua y el cántaro por la dulzura de las palabras de Dios (Jn 4,28)”. Así escribe san Juan de la Cruz en la Llama de amor viva (1,6). Olvidó el agua del pozo de Jacob y empezó a desear el agua que saltaba hasta la vida eterna. En el desierto en que hoy nos movemos “estamos llamados a ser personas-cántaros para dar de beber a los demás” (papa  Francisco, EG 86). Y esto es lo que humildemente pretenden estos comentarios a la palabra de Dios que se proclama en la celebración eucarística de los domingos y de las fiestas del Ciclo A. Es de esperar que, aunque se olvide el cántaro, se pueda disfrutar del agua de la vida que la Iglesia nos ofrece.

    Ver muestra de contenido

    Autor: José Román Flecha
    Colección: Ediciones Populares
    Editorial: Monte Carmelo
    Temas: Espiritualidad
    Páginas: 320

    Por el momento no hay comentarios

    Escribe tu reseña

    El Cántaro. Reflexiones Sobre Los Evangelios Dominicales Y Festivos Ciclo A

    El Cántaro. Reflexiones Sobre Los Evangelios Dominicales Y Festivos Ciclo A

    “La Samaritana olvidó el agua y el cántaro por la dulzura de las palabras de Dios (Jn 4,28)”. Así escribe san Juan de la Cruz en la Llama de amor viva (1,6). Olvidó el agua del pozo de Jacob y empezó a desear el agua que saltaba hasta la vida eterna. En el desierto en que hoy nos movemos “estamos llamados a ser personas-cántaros para dar de beber a los demás” (papa  Francisco, EG 86).

    Escribe tu reseña